LAS 5 RAZONES PARA QUE VISTAN DE SEDA EL DÍA DE SU PRIMERA COMUNIÓN

La reina de las fibras

La seda está considerada la reina de las fibras. En épocas anteriores representaba un símbolo de exotismo, de lujo y de riqueza en cualquier cultura. Además es el tejido predilecto de la alta costura para vestidos de ceremonia.

Caída, brillo y suavidad son las claves de la elegancia de las prendas de seda natural.

Pero ¿a qué se debe esa predilección? Las múltiples propiedades del tejido nos cargan de razones para optar por la seda en un día tan especial como su primera comunión:

  1. El hipnótico brillo natural. No hay tejido sintético que pueda reproducir el lustre de la seda natural. Esta característica se debe a la propia estructura de la fibra. Su forma prismática provoca que la luz que la atraviesa se disperse y le otorgue ese brillo perlado tan exquisito y elegante a la vista.
  2. La suavidad del tejido. Si el brillo es hipnótico, ¿qué decir de su suavidad? Si alguna vez has tenido entre tus manos una seda de máxima calidad, habrás podido comprobar su tacto increíblemente suave. Esta cualidad depende de dos factores: por una parte el desgome de la fibra. La hebra de seda está recubierta de una especie de goma llamada sericina. Esta sustancia debe eliminarse, ya que la seda no desgomada presenta un tacto áspero. El otro factor que influye en la suavidad de la seda es el torcido del hilo. Cuanto menos retorcido sea el hilo más suave será la tela. El torcido del hilo es una característica natural de la seda, por tanto no nos debe alarmar si un vestido de seda presenta alguna imperfección. Es más, puede ser indicativo de su calidad, ya que, por ejemplo, las sedas sintéticas no presentan ninguna imperfección.
  3. La exquisita y magnífica caída. La caída hace referencia a la capacidad del tejido de adaptarse a las formas del cuerpo y conservar la línea de la prenda a pesar del movimiento. Caída, brillo y suavidad son las claves de la elegancia.
  4. La gran capacidad aislante de la seda hace que sea un tejido perfecto para todo el año. Son ideales para llevar en zonas con climatología cálida. La seda natural es el tejido más transpirable y que mejor mantiene el frescor en la piel. ¿y si el día de lucir el vestido hace frío? Por otra parte, en el período frío, la baja conductividad del material mantiene el aire caliente en contacto con la piel.
  5. Es un tejido hipoalergénico. Recomendable para casos de asma y eccema. Cuida la piel. Al absorber la humedad y preservar del calor evita que la piel se reseque. Además al ser antibacteriana y repeler el polvo es un tejido idóneo para las personas con alergias.

¿Cómo distinguir una seda de alta calidad de una de baja calidad?

Existen numerosos tejidos confeccionados con hilo de seda. Dos factores marcarán la calidad del tejido: 1) el hilo y, 2) la calidad de la trama. A medida que disminuya la calidad de la trama y del hilo, el tejido experimentará una disminución de uniformidad, de suavidad y también afectará negativamente a su resistencia.

En primer lugar, agudiza los sentidos de la vista y del tacto. Una prenda de seda brillará, tendrá un tacto suavísimo. Por supuesto que no hay que esperar que la seda nos deslumbre ni que sea resbaladiza. Hay que descartar el tacto rugoso o viscoso. La caída debe ser muy ligera. A mayor grado de rigidez, peor calidad de la seda.

Otros buenos indicadores son las etiquetas: las del precio y las de la composición de la pieza. A mayor pureza, mayor calidad. Si la seda está mezclada con fibras artificiales, la pieza debe ser más barata. En el mercado podemos encontrar una gran variación de precio y una prenda 100% seda natural, por ejemplo, puede valer hasta 50 veces más que una prenda que mezcla seda con fibras artificiales.

(Visited 349 times, 1 visits today)